Cuando hablamos de listas de morosos, es problable que pienses directamente en el Registro de Morosos ASNEF. Pero debes tener en cuenta que no es la única empresa de este tipo que existe, ni mucho menos.

En España encontramos diversas empresas que operan la gestión de ficheros de morosidad. Esta actividad, en muchas ocasiones se compagina con la de facilitar información societaria a las empresas. Además del registro de morosos ASNEF, otra de las empresas más conocidas de este sector es el RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas). Y podríamos seguir, porque la lista llega a más de 100.

 

¿Cómo se entra el registro de morosos ASNEF?

 

El fichero de morosos ASNEF, al igual que el resto de listas, pueden convertirse en elementos disuasorios para los impagos. Sabemos que para muchas personas es así, es decir, que remueven cielo y tierra para no tener deudas y no figurar allí nunca. Saben que aparecer en este tipo de ficheros es sinónimo de perder la capacidad de endeudamiento.

Pero también sabemos que muchas personas no lo tienen en cuenta, y otras simplemente no han podido evitar una situación de morosidad. En ocasiones, no poder pagar las deudas no implica que la persona no haga todo lo posible por no verse involucrada en esta situación. A veces las cosas no salen como uno tenía previsto, y esto no siempre es fruto de la desidia o de una mala planificación. A veces las circunstancias externas consiguen sumir a una persona en una espiral de deudas a las que no puede hacer frente.

El mundo está sumido en grandes cambios a nivel económico, político y social. Si además, sumamos acontecimientos insusuales e impactantes, como puede ser una pandemia, obtenemos todos los ingredientes posibles para que las cosas no salgan como muchas personas habían previsto. Una pandemia, con la obligación de parar la actividad, no es algo que se puede prever en un Business Plan. Quizás a partir de este momento, algunas empresas lo tendrán en cuenta, y diseñarán planes de contingencia para situaciones tan excepcionales.

 

¿Se puede salir de una lista de morosos?

 

Aparecer en una lista de morosos, como ASNEF, no es algo irremediable y que sea para siempre, por lo tanto, se puede salir de allí. Existen varios supuestos por los que es posible desaparecer de un listado de morosidad. Cancelar los datos de una personas que aparece en un registro de este tipo es algo que está en manos de profesionales. Un profesional con experiencia revisará cada caso de forma particular, porque para cada uno de ellos existe una solución diferente.

Una opción es cuando no concurren los requisitos legales para figurar allí o, por ejemplo, cuando se ha excedido el número máximo de años de permanencia en este tipo de listas. Como ya hemos comentado en más de una ocasión, siempre existe la opción de saldar la deuda evidentemente.

La opción de poder pagar la deuda, no es una conclusión que precise de ayuda profesional experiemtada, evidentemente, pero saldar la deuda no significa salir automáticamente de este tipo de ficheros. En muchas ocasiones, más de las que algunas personas piensan, se salda la deuda pero nadie se preocupa de verificar que se ha procedido a la eliminación de esa persona del listado de morosos.

Es muy importante conocer los cauces habituales para proceder a la eliminación del deudor de esas listas, y hacer un seguimiento efectivo para certificar que se ha solucionado esta cuestión. Las entidades que se preocupan de añadir a estas personas en estos ficheros, no siempre se preocupan de cubrir el camino a la inversa, por lo tanto, hay que estar muy atentos a esto.

 

Aspectos a tener en cuenta para salir de ASNEF.

 

Como ya hemos comentado, lo primero de debemos hacer es pagar la deuda y después solicitar la cancelación de los datos. Esta opción es válida y lógica cuando estamos ante un caso de deuda cierta, que ya ha vencido, que es exigible y también que se ha reclamado. Una vez saldada la deuda, es importante asegurarse de que se eliminan todos los datos de los ficheros. Para ello es importante contar con un profesional. No todo el mundo dispone del tiempo o los conocimientos suficientes.

Pero también es posible reclamar esa deuda. Esto sucede en aquellos casos en los que no se está de acuerdo con la misma. Ante una deuda que se ha reclamado, la ley impide registrarla en las listas de morosos. Y esto sucede tanto si se está reclamando por vía administravia, judicial o mediante un procedimiento alternativo vinculante, como puede ser el arbitraje de consumo.

También suceden errores. En ocasiones tal deuda no existe, o no existen los requisitos necesarios para incluirla en uno de esos ficheros, por lo tanto, se puede solicitar la baja. Una vez se solicita la baja, la empresa titular del fichero deberá responder en un plazo de 30 días. En ocasiones este plazo se puede ampliar a unos 60 días aproximadamente.

Existen más casos, evidentemente, pero no queremos escribir un artículo interminable. Si te encuentras en una situación similar, te animamos a contactar con el equipo de Ley 2. Te ayudaremos a solucionar esta situación de la forma más rápida y efectiva. ¿Comenzamos?

Contacto

Consentimiento

Open chat
¿En qué podemos ayudarte?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?