Si lo que queremos es salir de estos ficheros; antes de que prescriban pasados cinco años, la solución parece bastante evidente. Se trata de hacer efectivo el pago de la deuda. Una vez se haya saldado la deuda con los acreedores, se podrá presentar un justificante para que nos eliminen de allí. Lo que sucede, y no en pocas ocasiones, es que estas empresas son muy rápidas a la hora de meter a una persona en ellas, pero no son tan rápidas a la hora de eliminarlas de allí, una vez han saldado su deuda.